miércoles, 19 de octubre de 2011

El Cine

El nacimiento del cine data del 28 de diciembre de 1895, día en que los hermanos Lumiere proyectaron por vez primera una filmación sobre una tela blanca. Desde ese día el que seria llamado el séptimo arte recorrería el mundo y, antecesor de la Televisión, llevaría de pueblo en pueblo películas, noticias e ilusiones. En Tapiales, como en casi todo punto del país, los cinematógrafos iban apareciendo y diseminándose, llevando así copias de films a todos los puntos del país.

La primer sala que fue utilizada para proyectar cine en la zona fue el Salón Tapiales (1915), el segundo cine fue el carro municipal que llevaba films a todos los pueblos de la Matanza en la década de 1930 de la mano del Intendente Agustín de Elia.

El tercer cine, el más conocido por todos: “el Cine Tapiales”, se ubicaba en la cede de la Sociedad de Fomento de Tapiales. Fue instalado por la familia Pablos, quienes en 1935 habían fundado el Cine Burzaco. Ellos, junto a Tito Cestaro, Andrés Camuña, José Ramos, El Chango Petit, Raul Rodríguez y el Sr. Ballero (el operador, también de Burzaco) lograron adaptar el viejo Salón Saturnino Quiroga como Sala Cinematográfica. Allí se proyectaban películas de martes a domingo. Los días martes, día de damas (como rezaba el cartel de la entrada), allí proyectaban alguna película romántica. Los miércoles: acción. Aventuras de piratas, de la selva o westers. De jueves a domingo se proyectaban las películas mas recientes: “Estrenos simultáneos con el centro”, promocionaba el cartel.

Si tenemos que recordar alguna anécdota: una noche de domingo en la que un temporal había dejado sin luz e inundada a toda la zona, el oficial del pueblo: Minaberrigaray, se puso a disposición y se dirigió a la estación del ferrocarril para pedir a la entonces línea 44 un colectivo. Allí llevo a todos los espectadores hasta sus hogares sin cargo alguno.

En la actualidad Tapiales cuenta con un festival Internacional de Cine Corto que ha traído un sinfín de satisfacciones al pueblo, y que promete no solo llevar este remoto pago matancero a bocas de varios artistas audiovisuales del mundo, sino que incentiva un movimiento artístico entre los jóvenes y adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada