miércoles, 19 de octubre de 2011

DOS MILITARES AMIGOS: SAMUEL DONOVAN Y SATURNINO QUIROGA

Dr. Daniel Donovan, hermano de Samuel Donovan quienes habitaron y tuvieron
participación activa en los orígenes del pueblo de Tapiales, en la Matanza.


Una de las primeras familias que se instalan en Tapiales fué la familia Donovan, quienes construyen una casa quinta en la cual van a pasar gran parte de su vida. Era habitual que familias adineradas (ya sean del ámbito militar o no) compraran extensiones de tierra de no mas de una manzana, aprovechando los recientes loteos, para instalar allí casas de fin de semana que los alejara de Buenos Aires, ahora transformada en metrópoli. Así podemos nombrar a los Donovan y Quiroga en la zona de Tapiales, a la familia Luzuriaga en Villa Luzuriaga, entre otros.

El Dr. Samuel Donovan, hijo de Cornelio Donovan y Mary Atkins Borwn (sobrina del Alte. Guillermo Brown), era un destacado militar, su hermano, el Dr. Daniel Donovan, abogado, jefe de la policía de Buenos Aires, fue interventor en las pcias. De San Luis y el Chaco.

Los hermanos Donovan no solo usan su casona como descanso de fin de semana, sino que demuestran una participación activa en el pueblo de Tapiales, formando parte de la comisión de fomento en 1912, consiguiendo que se instalase la escuela número 2 en Tapiales y donando su biblioteca personal a la misma, como así también inaugurando el alambrado y molinetes que rodeaba la plaza del pueblo, entre otras cosas.

El Dr. Donovan acostumbraba pasear montado a caballo junto a su mujer por todo el pueblo. Por su parte, su esposa (casado en segundas nupcias) Doña Tejedor, de firme creencia religiosa, poseían una capillita dedicada a San Luis Gonzaga (la primera con la que contaría Tapiales) en la que oficiaba misa el padre Alsina (de Villa Lugano) y a la que dejaban concurrir a los pocos vecinos creyentes.

Tras la muerte de Samuel Donovan, su esposa vende el terreno de la quinta a la obra Guanelliana para la instalación de un seminario.

Uno de los amigos de Samuel Donovan, el mayor Saturnino Quiroga, poseía una casa quinta en la que habitaba, y prestaba a la Sociedad de Fomento para la realización de bailes y encuentros. Solía decir: ”Vea mi buen amigo, yo no hago nada más que cumplir con el mandamiento cristiano de ayudarse el uno al otro y el mas humilde de los mortales puede hacer algo por sus semejantes; lo malo esta en que la inmensa mayoría de los hombres no observamos los más elementales preceptos para la mejor convivencia”.

Siendo presidente de la Sociedad de Fomento logro la construcción del Salón Social, el cual llevo su nombre mucho tiempo: ”Quiero dotar a Tapiales de un salón del pueblo, es decir, un salón de todos en donde grandes y chicos concurrieran como dueños de casa, es decir la casa de nadie y de todos, sin distinción de socios ni cosas por el estilo”.

El mayor Quiroga no solo dotó a Tapiales del salón comunitario, también trajo la oficina de correos, editó un periódico durante 5 años (tal vez el primero editado en Tapiales), construyó la sala de primeros auxilios y organizó dos huelgas eléctricas con el fin de obligar a la empresa a bajar el costo eléctrico de la zona con gran éxito. Con estas características a cuesta, no tardaron en tildarlo como “el Capitán Socialista”, logrando así gran enemistad con los políticos de turno, entre ellos su vecino Agustín De Elia, con quien entabló una fuerte oposición, ya que la lucha del Mayor Quiroga, no solo ayudaba al pueblo de Tapiales, sino que interfería en los negocios del Intendente.

Decía el mayor Quiroga en un reportaje de 1945:

“La presidencia de la Sociedad de fomento la ejercí en reiteradas solicitaciones del entonces vecino de esta localidad, doctor don Samuel Donovan (fallecido hace varios años), la que no quería ocupar por mis rígidas ocupaciones, pero era tan grande el abandono en todo el orden y las puso tan a la vista aquel señor, que opte por poner mano a la obra”.

Se puede decir que luego del Dr. Samuel Donovan, fué el mayor Quiroga quien más actos fomentistas realizó desinteresadamente en la zona de Tapiales. Pero su labor social no se centró solamente en barrio de Tapiales: fue un colaborador activo de la Sociedad de Fomento de Villa Madero, tanto que fue nombrado vicepresidente honorario en esta institución. Colaboro también con el hospital Salaberry, de quien fue presidente de la cooperadora durante muchos años al suplantar al industrial de Villa Madero don Alfredo Delbene, dueño de la fábrica del Jabón Federal.

Un verdadero prócer de Tapiales que no merece el olvido, y que debería ser hoy modelo de varios fomentistas y vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada